Nelson, Nelson Lakes y sur de Abel Tasman

¡Trabajando en la viña!

¡Trabajando en la viña!

Era hora de abandonar la maravillosa Golden Bay después de casi un mes por aquellas tierras. Nos esperaba nuestro primer trabajo remunerado en uno de los muchos viñedos que se encuentran situados a lo largo de todo el trayecto Motueka – Nelson. Así pues, volvimos a tomar la ya vieja conocida para nosotros carretera 60. Aunque realmente Motueka está bastante cerca de Takaka, el recorrido se torna largo y pesado, ya que atraviesa un suntuoso recorrido por las montañas que bordean Abel Tasman formando curvas imposibles, acompañadas de subidas y bajadas de pendientes escalofriantes. En aproximadamente una hora y media nos plantamos en el Happy Apple Backpackers, nuestro alojamiento para las primeras noches en Motueka hasta que encontrásemos una casa compartida, que siempre es la opción más económica para largas estancias en alguna determinada zona de Nueva Zelanda. El albergue en sí está muy bien y no es demasiado caro (existen diferentes precios y descuentos por larga estancia), las habitaciones son muy correctas, la cocina, espaciosa, las zonas comunes, limpias y agradables, un enorme jardín…incluso jacuzzi! (aunque no pudimos disfrutar de él debido a las constantes lluvias de esos días, una lástima…), y existe la posibilidad de dormir en tu van/caravana dejándola aparcada en la entrada, con derecho a usar baños y zonas comunes a un precio mucho más económico. La única pega es que el agua caliente en las duchas sólo dura 5 minutos y hay que estar bastante rápido para no quedarnos a media limpieza corporal, enjabonados y congelados… esto es debido a que los calentadores son alimentados por paneles solares. Muy ecológico, ¡habrá que pasar un poco de frío para hacerle un favor al planeta!

Prowdaby, el kiwi más grande del mundo, en Tasman

Prowdaby, el kiwi más grande del mundo, en Tasman

En unos 4 días encontramos una casa compartida, bastante más barata que el Happy Apple, en la cercana localidad de Tasman, a través de la archiconocida web neozelandesa www.trademe.co.nz, válida para buscar trabajo, coche, casa compartida, todo lo que uno pueda imaginar…¡extremadamente útil!

En cuanto al trabajo en el viñedo se refiere…pues sí, es duro, no podemos decir lo contrario, pero es la opción más fácil para encontrar trabajo recién llegados a Nueva Zelanda sin mucha soltura con el inglés. Suelen pagar el mínimo o algo más, pero no os asustéis, aquí cobrar el salario mínimo significa poder vivir bien, y pudiendo incluso ahorrar siempre y cuando no nos permitamos demasiados lujos, y no llueva demasiado por esas fechas…ya que cuando llueve no se trabaja. Para los mochileros, el trabajo en el campo es una opción muy válida para recaudar un par de meses y continuar viajando. En nuestro caso, el trabajo consistía principalmente en cortar las ramas sobrantes de las plantas de la vid durante 8 horas al día (con el consiguiente padecimiento de espalda y rodilla), para facilitar el correcto crecimiento de las mismas en el futuro, con un descanso o, como lo llaman aquí, “smoko” de 15 minutos, y otra media hora para el almuerzo o “lunch”. La mejor parte del trabajo quizá eran las impresionantes vistas que teníamos de las montañas del parque nacional de Kahurangi, y la pureza del aire que se respira en campo abierto.

Kina Beach

Kina Beach

Los fines de semana aprovechamos para realizar varias excursiones por Nelson y sus alrededores. Partiendo de Motueka hacia el sur, tomando de nuevo la carretera 60, se puede visitar la Ruby Coast Scenic Route a través de la salida hacia la población de Tasman situada a mano izquierda. Esta carretera da acceso a Kina Beach y recorre Ruby Bay por la costa para volver a conectar con la 60 una vez pasada la población de Mapua, es un recorrido agradable pero no es imprescindible. Continuando por la propia carretera 60, existe otro desvío a mano izquierda que conecta con el puente que permite el acceso a la Rabbit Island, la cual no visitamos y por lo tanto no podemos referenciar. Siguiendo el recorrido, una vez en Richmond, tomamos la carretera 6 hacia Nelson, ciudad que da nombre a la región y capital de la misma. Justo antes de llegar al centro de la ciudad, merece la pena hacer una parada en Tahunanui Beach, una playa enorme y bonita acompañada de zonas ajardinadas y que crece de manera considerable cuando baja la marea, tal como ocurre en Golden Bay.

Carnaval de Nelson

Carnaval de Nelson

A finales de octubre, se celebra en Nelson la semana de las artes, un programa repleto de actividades culturales y artísticas muy interesantes, en el que cabe destacar el carnaval de Nelson, motivo por el cual visitamos la ciudad en esta fecha. El carnaval se compone de varios pasos compuestos por diferentes grupos provistos de disfraces de elaboración propia, lo cual potencia su valor. Es muy entretenido, más tarde se otorgan los premios a los mejores disfraces bajo la estampa de la catedral anglicana de Nelson, que data de 1965 y está situada en una pequeña colina al final de Trafalgar Street. También nos acercamos hasta el cercano Queen Park, de estilo colonial, pequeño pero muy bonito, y al un poco más lejano Miyazu Park, de estilo japonés.

Lago Rotoiti

Lago Rotoiti

Partiendo de Nelson hacia el sur, siguiendo la carretera 6, después de atravesar la localidad de Wakefield, encontramos señalizado a mano izquierda un desvío que conduce hasta Saint Arnaud, puerta de entrada al parque nacional de Nelson Lakes, compuesto por los lagos Rotoiti y Rotoroa principalmente, abarcando hacia el sur parte de los Alpes Neozelandeses. En la View Road de Saint Arnaud podemos encontrar la oficina de información del parque nacional, muy completa e interesante, y donde podemos estudiar las posibles rutas de senderismo a seguir. Bajamos por Kerr Bay Road hasta la misma orilla del lago Rotoiti, donde se puede contemplar una vista espectacular del mismo, con los Alpes Neozelandeses como telón de fondo. Desde uno de los embarcaderos situados en la misma orilla pudimos tomar una de las instantáneas más buscadas en Nueva Zelanda (aunque las lluvias de días anteriores provocaron una importante crecida del lago que casi engullía por completo el muelle), adornada por una espesa niebla que cubría el lago ese día. Una estampa impresionante, digna de admirar.

Ascensión a Mount Robert

Ascensión a Mount Robert

Camino del monte Robert comenzó a llover, lo cual no nos impediría subir hasta la mitad del mismo, dejando aparcada nuestra van en el Mt Robert Carpark, y continuando una parte a pie (por el lado de la montaña que da al lago). Las vistas del propio lago y de las montañas con las cumbres nevadas que se pueden disfrutar aquí son absolutamente espectaculares.

Continuando por la carretera 63 dirección hacia la 6, y tomando esta en dirección Westport, encontramos a mano izquierda el desvío que conduce hasta el otro de los dos lagos más importantes del parque nacional: Rotoroa. Calificamos esta visita de un tanto decepcionante, probablemente por la crecida del lago, la cual mantenía inundada parte de los caminos, por la lluvia o porque es una zona para disfrutar realizando deportes náuticos, actividades que se salían de nuestro presupuesto. Apenas pudimos tener una vista de una pequeña parte del lago entre los árboles.

Para narrar la última excursión que hicimos, parte sur de Abel Tasman, tomaremos como punto de partida la localidad de Motueka nuevamente. Tomamos pues la carretera 60 hacia el norte, continuando más tarde por el desvío de Kaiteriteri a mano derecha. Ya en la población de Kaiteriteri (más conocido aquí como Kaiteri, a secas…para no ser repetitivos…), disfrutamos un rato de su agradable y concurrida playa, lugar por excelencia donde los lugareños pasan sus tardes de verano. La Kaka Island, situada enfrente, le otorga a la playa un aspecto más exótico.

Split Apple Rock

Split Apple Rock

Prosiguiendo hacia el norte por la Sandy Bay Road, decidimos tomar la Tokongawa Drive a mano derecha para visitar un lugar que nos va preparando para la maravilla que es el parque nacional de Abel Tasman: la Split Apple Rock, una curiosa formación rocosa situada a varios metros de la línea de playa y que sobresale de la superficie marina, cuyo nombre le viene dado por el parecido con una manzana (aunque más bien parece una esfera) partida de forma simétricamente perfecta. Se desconoce el origen de esta formación. Nuestro capataz en el trabajo, de origen indio, aseguraba que era culpa de la espada de un samurai, teoría poco creíble, por otra parte. En cualquier caso, le confiere a esta preciosa playa un toque mágico. Muy recomendable, uno de esos lugares que no se olvidan fácilmente, y que seguramente volverán a mi mente cuando escuche las dos palabras “Nueva Zelanda”.

Continuamos hacia el norte, dejamos atrás la localidad de Marahau, y aparcamos en el punto de partida del Abel Tasman Coastal Track, bien señalizado y provisto de información acerca del parque nacional.

Denso bosque que cubre Abel Tasman

Denso bosque que cubre Abel Tasman

El camino comienza en Sandy Bay, otra bahía manejada por las mareas a su antojo, modificando su superficie varios kilómetros diariamente. A medida que se va adentrando más y más en Abel Tasman se va tornando cada vez más espectacular. Recorrimos Tinline Bay, Coquille Bay y terminamos en Apple Tree Bay, bajando a la playa en la primera y la última de ellas, y contemplando desde el camino unas vistas espectaculares de las tres y de toda la Bahía de Tasman con sus transparentes aguas y las islas del parque nacional. Todo ello escoltado por una impenetrable vegetación más propia del jurásico que de la actualidad. Un deleite para los sentidos.

Recorrido por Nelson (click para ampliar)

Recorrido por Nelson (click para ampliar)

Así pues, tras un mes de trabajo en el viñedo, y con ligeras sospechas de que los neozelandeses, aunque en general son simpáticos y agradables, en realidad no están tan abiertos a recibir trabajadores de fuera para según qué puestos como pensábamos inicialmente, llegó el fin de nuestra etapa en Nelson, propiciado por una tentadora oferta de empleo procedente de Christchurch. Pero no podía ser todo tan perfecto, y las cosas no iban a ser tan bonitas ni tan fáciles como parecían en un principio…

Abandonamos Nelson rumbo a Christchurch

Abandonamos Nelson rumbo a Christchurch

Una respuesta a Nelson, Nelson Lakes y sur de Abel Tasman

  1. Pingback: Nelson: nuestro primer trabajo remunerado en Nueva Zelanda | Destino Kiwi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s